Blog

Presentarán un nuevo tipo de batería a base de cloruro de sodio y níquel.

pic

Presentan una alternativa para el almacenamiento doméstico de energía fotovoltaica basada en cloruro de sodio y níquel.

Si bien el desarrollo aún no se ha presentado, vale la pena darlo por hecho, debido a que se espera que pueda adaptarse al mercado y propagarse rápidamente.

El Instituto Fraunhofer de Tecnologías y Sistemas Cerámicos (IKTS) presentará una nueva batería cerámica de alta temperatura llamada Cenergy, para el almacenamiento temporal de energía en la feria Energy Storage Europe, que se desarrollará del 12 al 14 de marzo en Dusseldorf, Alemania.

Cerenergy es una batería de 5 kWh constituida por 20 celdas. A nivel celular los costos serían de 100 euros por kWh, aproximadamente la mitad de las batería de litio actuales. Por esto, Cerenergy se establecería un récord mundial de células de baterías de cloruro de sodio y níquel.

La temperatura de funcionamiento de la misma es de 300 grados centígrados, por lo que la temperatura ambiental extrema no es un problema y la batería puede continuar trabajando eficientemente; no hace falta aire acondicionado.

Presenta una densidad energética de 130 W/kg y una eficiencia superior al 90 %.

Roland Weidl - jefe de departamento de Fraunhofer IKTS - explicó que Cerenergy se basa esencialmente en sal común, un componente barato y ampliamente disponible. "También prescindimos de tierras raras u otras materias primas estratégicas", agrega.

Si bien la tecnología se conoce desde mediados de 1990, recién ahora se puede adaptar la misma para aplicaciones de almacenamiento doméstico.